Comprar un décimo del sorteo de Navidad 'online', una aventura con mucho cuidado

Comprar un décimo del sorteo de Navidad 'online', una aventura con mucho cuidado
Reuters

Si desea adquirir la fecha de su boda, el nacimiento de una hija o el día que ganó el Madrid la Liga de Campeones, deberá apelar a la diosa Fortuna

J. L. ÁLVAREZ / D. ROLDÁNMadrid

Cada vez son menos las administraciones de Lotería Nacional que ofrecen a sus clientes décimos con números del Sorteo Extraordinario de Navidad que se juegan en otros despachos del resto del país. Internet, el adelanto al verano del comienzo de la venta de los décimos y la movilidad de los ciudadanos hacen que los números viajen de punta a punta de España, e incluso al extranjero, con una facilidad impensable hace solo una década.

Las administraciones más buscadas para comprar un décimo de Navidad son las clásicas para estos sorteos extraordinarios. Otras son requeridas por estar ubicadas en lugares que han sido escenario de desastres o eventos multitudinarios.

Hay personas que 'peregrinan' hasta esos despachos o que aprovechan que pasan ante ellos para comprar su décimo. Sin embargo, internet es el sistema más común para cualquier persona que quiera obtener un décimo o un billete –de cada número se emiten 170 billetes y cada billete tiene diez décimos- del sorteo de Navidad en las administraciones de lotería más buscadas.

Las ventas 'online' se han popularizado, pero hay que tener mucho cuidado de saber dónde se compra. Desde las asociaciones de consumidores y de la Sociedad Estatal de Lotería y Apuestas del Estado (Selae) se aconseja adquirir los décimos a través de los sitios autorizados. Para ello es importante observar que la web sea segura, que el dominio empiece por 'https' y al entrar para hacer la comprar aparezca un candado o una llave, lo que significa que la operación es segura.

Para comprar un décimo o buscar un número lo más sencillo y seguro es entrar en la web oficial de la Selae o de Loterías y Apuestas del Estado. En la página de la primera (http://www.selae.es) existe una pestaña donde se indican los puntos de ventas. Pulsando en la misma se puede localizar el despacho de lotería deseado y elegir los números que vende o directamente escribir el el número al que se quiere jugar y seleccionar la administración en la que se comercializa.

En la segunda (https://www.loteriasyapuestas.es) el funcionamiento es idéntico al de cualquier otra casa de apuestas. Hay que darse de alta, dar el DNI y una forma de pago. Y allí se puede comprar el décimo con el número que uno quiera o elegir la forma aleatoria. Eso sí, a falta de tan pocos días del sorteo es muy difícil encontrar la fecha de nacimiento de una hija, la victoria del Madrid en la Liga de Campeones o el día en uno se casó. La dificultad radica en la demanda, que es muy alta y eso hace que muchos números estén bloqueados por las reservas de las propias administraciones. O, simplemente, porque se han vendido.

Despachos

Otro método para conseguir el número es acudir a la web de los propios despachos de lotería. No todos tienen esta opción. Sin embargo, algunos se han convertido en auténticas empresas dado el volumen de sus ventas y la cantidad de números que se juegan en ellas. Esto es debido a que en que en casi todos los sorteos extraordinarios suelen repartir participaciones del Gordo de Navidad o de alguno de los premios destacados. En ellas también solicitan al usuario darse de alta por seguridad.

Asimismo, existen páginas dedicadas la venta de lotería que, a su vez, ofrecen también los números de los despachos de lotería más buscados para el sorteo de Navidad. En ellas también hay que darse de alta. Como todo negocio montado en la red, la gestión de la venta del décimo está sujeta al cobro de una comisión.

En todo caso hay que tener mucha precaución por los timos digitales que pueden tener lugar. En estas fechas los correos electrónicos se llenan de mensajes que ofrecen lotería de Navidad sin haberlo pedido. Si no se actúa con precaución, uno puede ser víctima de una estafa, porque lo que en realidad buscan es embolsarse el dinero. También pueden ser intentos de realizar un 'phishing', por el que los ciberdelincuentes consiguen información personal del usuario, como contraseñas o datos de tarjetas de crédito y de la seguridad social y números de cuentas bancarias.

Una vez pasado el sorteo también hay que sospechar de mensajes que anuncian que se ha 'ganado' un premio o se ofrecen para consultar los resultados. Si no son sitios de confianza pueden ser puertas al citado 'phishing', cuando no a la entrada de un virus en el ordenador personal.

 

Fotos