Anecdotario: la varita toca a muchos pocos

Clientes de un bar de Llodio celebran uno de los premios./Efe
Clientes de un bar de Llodio celebran uno de los premios. / Efe

El capricho de la diosa Fortuna quiso que en el año del ocho El Gordo acabara en siete -3347-, que saliera en la octava tabla y de nuevo en la voz de Aya Ben Hamdouch

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

La lluvia de millones de cada 22 de diciembre fue más fina que nunca y empapó a 'muchos pocos'. Sigue siendo día de la salud para la inmensa mayoría, que contempla con envidia, dicen que sana, cómo descorchan, se abrazan gritan alborozados quienes engrosan sus cuentas corrientes y la arcas de Hacienda. Todo gracias al capricho de la diosa Fortuna, que quiso que en el año del ocho que El Gordo acabara en siete -3347-, que saliera en la octava tabla y de nuevo en la voz de Aya Ben Hamdouch que repetía bombazo, como en 2017.

El 'niño salmodia'

Carlos Valenzuela Vásquez se ganó en segundos el apelativo del 'niño salmodia'. El espigado chaval cantaba los premios junto a Wendy Laborde Valverde en la séptima tabla. La entonación de la cría era la habitual con los números, pero la del chaval de las gafitas y la voz grave, estaba entre una antífona gregoriana y las monótonas salmodias. Sonaba extraño su profundo y atípico sonsonete alargado el miiiiiiiiiil y los eeeeeeeeuros. Su tono pausado, para muchos desentonado, causó sensación en la sala y en las redes. Acabó su tabla en blanco.

La suerte viaja en tren

Vas en tren pendiente del sorteo por la radio y el móvil, a ver si te cae algo, y ves con pasmo cómo cae, pero a tu lado. A quien le toca es a tu vecina de asiento, que viaja como tú a Alcázar de San Juan y que se lleva un buen pellizco del segundo premio que inundó de millones la villa albaceteña de Almansa. La suerte viaja también en tren, pero no se detiene en todas las estaciones, lamentó clarineteEmotion01 que tuiteó que su vecina se llevaba 15.000 'euretes'. «Celebrándolo delante de mí está. Se han enterado los 9 vagones. Enhorabuena. A mí de momento lo único que me ha tocado es madrugar», se resignó.

De morado, «todas ganan»

Una mujer perteneciente a la Comisión 8 de marzo, la que organiza la huelga feminista de ese día, han acudido hoy al Teatro Real.
Una mujer perteneciente a la Comisión 8 de marzo, la que organiza la huelga feminista de ese día, han acudido hoy al Teatro Real. / Efe

Trece mujeres de la Comisión 8 de marzo, organizadora la huelga feminista de aquel día, siguieron en directo y vestidas de morado el sorteo y reiteraron sus reivindicaciones ante los bombos. Jugaban al 80319, el número de la histórica jornada. Aguantaron casi veinte horas de cola por turnos para garantizarse sus butacas en el Teatro Real. «Nos lo jugamos todo el 8 de marzo, ese día ganamos todas las mujeres», repetía como lema Ruth Carabantes, ataviada con bufandas y pañuelo morados.

Bolones requisados

Un hombre disfrazado de payaso en el Teatro Real de Madrid durante el sorteo.
Un hombre disfrazado de payaso en el Teatro Real de Madrid durante el sorteo. / Efe

La seguridad del Real requisó dos enormes bolas y un décimo gigante a su portadores, que querían entrar con ellas al sorteo. Las bolas eran parte de un disfraz colectivo y no cabían por el detector de metales. «¡Vámonos! No estoy aquí esperando desde las ocho de la noche para no poder pasar con la bola», gritó Jorge. Resignado y «como un caracol sin su caparazón», accedió 'desbolado' junto a sus siete amigos de Villares del Saz, pueblo conquense de 500 habitantes, y ataviados todos con bolas gigante. Dos de ellos se había embutido un décimo gigante del número 42442, «que se compra entero en el pueblo». «Hemos remado y remado para morir en la orilla», lamentó Jorge ya en el patio de butacas.

La fortuna 'reposta' otra vez en Granadilla

La administración de lotería ubicada en un gasolinera de Granadilla de Abona ha vendido además de 26 décimos del premio Gordo (10.040.000 euros)
La administración de lotería ubicada en un gasolinera de Granadilla de Abona ha vendido además de 26 décimos del premio Gordo (10.040.000 euros) / Efe

La suerte pasa siempre por la gasolinera del kilómetro 54 de la autovía TF-1, a la altura de Granadilla de Abona en Tenerife, que repartió suerte por sexto año consecutivo y a lo grande, con casi tres series del Gordo, el 3347. Esta vez empezó con un quinto premio, el 29031. En la afortunada gasolinera tinerfeña también se quedó parte del tercero y de un cuarto Subidos al podio de la suerte, quizá sus dueños de la gasolinera de Granadilla se planteen dejar la venta de combustible y apostar sólo por la de lotería. El año pasado vendió 22 décimos del segundo premio y otros tres quintos premios, repartiendo en total de 3,3 millones. También en Tenerife se quedó otra pare un quinto vendido en el kilómetro 25 de otra autopista, la TF-5 a la altura de La Matanza del Acentejo. En 'La Brujita de Telde' en un supermercado también en Tenerife se vendía 151 décimos del quinto.

Clásicos infalibles

Colas en Doña Manolita para comprar Lotería de Navidad.
Colas en Doña Manolita para comprar Lotería de Navidad. / Afp

La bruixa d'Or y Doña Manolita, dos clásicos de este día, las administraciones de lotería más famosas y potentes, volvieron a dar premios. El madrugador quinto, el 47862, se vendió parcialmente en la administración de Sort (Lleida) que regenta Xavier Gabriel, que tenía una de las series del número. No le anduvo a la zaga Doña Manolita que en su despacho del 22 de la Calle del Carmen de Madrid también vendió décimos de tres quintos premios: 47862 y 7568 y 29031. La bruixa d'Or y Doña Manolita son los establecimientos loteros que más despachan cada año. La administración madrileña se quedó sin décimos el jueves y la catalana los envía a través de internet a todos los rincones del mundo.

Una hora sin premios , y dos en tres minutos

os niños de San Ildefonso Yanisse Alexandra Soto y Julián Steven Mendoza muestran el número 42206 que ha sido premiado con el primero de los dos cuartos premios.
os niños de San Ildefonso Yanisse Alexandra Soto y Julián Steven Mendoza muestran el número 42206 que ha sido premiado con el primero de los dos cuartos premios. / Efe

Más de una hora en blanco transcurrió ente las 10:01 y las 11:10 69 minutos en los que solo hubo sonsonete de pedrea. Tras la sequía volvía a la senda de los premios Yanisse Alexandra Soto y Julián Steven Mendoza, que en la quinta tabla cantaron dos quintos premios en menos de tres minutos, primero el 63025 y luego el 20202. Pero como no hay dos sin tres, siete minutos después la parejita cantaba un cuarto premio, el 42206, que se marchaba a Llodio, en Álava. Tres premios en apenas quince minutos.

Más información