Nerea, la niña de las lágrimas y los tres premios

Nerea, junto a su compañero, rompe a llorar. / Efe

Ha sido la primera en cantar uno en este sorteo y no ha podido contener la emoción. Luego ha repartido dos más ya con calma

JULIA FERNÁNDEZ

El día 22 de diciembre es el día más importante del año para los niños de San Ildefonso que participan en el sorteo de Navidad. Este año, Nerea Pareja Martínez ha sido la encargada de inaugurarlo junto Daniela Pareja Martínez, a Alonso Dávalos Durán y a Santos Felipe Heredia. Y lo ha hecho por todo lo grande. Han cantado tres premios y también han sido los primeros en protagonizar una de las anécdotas del día.

La cría, que a las 9.20 hora ha cantado un quinto premio, no ha podido contenerse y ha empezado a llorar. No se sabe si de emoción o de nervios. O de ambas cosas a la vez. Llevaba todo un año ensayando para esto. El momento era tan intenso que apenas podía pronunciar el número que había resultado premiado. Lo que ha provocado los murmullos de la sala, que se ha volcado con un gran aplauso para calmar a la niña.

Tras varias respiraciones hondas, Nerea se ha recompuesto y ha seguido cantando con normalidad para cantar dos nuevos y tempraneros premios: un quinto más y el segundo. Se da la circunstancia de que la pequeña no es la primera vez que se enfrenta a una situación similar. Hace dos años también fue una de las que participó en el sorteo y dio suerte. La más grande: cantó el gordo. Está claro que la niña tiene un don.

Una veterana del sorteo

Entre el público estaba su madre. «Cuando la he visto llorar me han dado ganas de subir y darle un abrazo. Me ha emocionado mucho, he llorado también», aseguraba María Jesús al término de la primera tabla. «Ha sido súperbonito, es muy sensible y se emociona mucho», ha concluido con orgullo.

La familia vive en el castizo barrio de Chamberí. Y anoche apenas pudieron dormir. «Ella no quería ni cenar», ha confesado la progenitora. Y eso que ya es una veterana porque es la tercera vez que participa en el sorteo. Nerea, que es del Real Madrid, tiene un hermano mellizo, Ángel, que estaba sentado en la platea. Estaba previsto que participase también, pero faltó un par de días a los ensayos. «Estaba malito», ha explicado el pequeño.

 

Fotos